Detienen a acosador de menores: “¿Te imaginás cuando nos bañemos juntos”, les escribía por chat

El descubrimiento de los padres de una nena de 13 años en su teléfono celular de una conversación privada de alto contenido erótico con una persona mayor de edad derivó en una denuncia en la Policía y una posterior actuación de la Justicia que tuvo su final este domingo en la localidad de La Reja, en Buenos Aires.

Allí, un hombre de 23 años fue detenido acusado de haber acosado sexualmente a la menor y hasta haberla convencido de tener una cita.

“Te imaginas cuando nos bañemos juntos?”, “¿Te acostarías o sentarías arriba mío?”, son algunos de los mensajes que encontró la familia de la víctima en el celular de la menor, según consta en el denuncia y en que en las últimas horas fueron difundidos por el portal Primer Plano.

El sujeto detenido tiene 23 años y acosaba sexualmente a menores que practicaban danza.

La persona que los había enviado fue identificado como Eduardo Ariel Poblete Argañaraz, un sujeto que sistemáticamente subía a sus redes sociales fotos y videos de coreografías con chicas de entre 6 y 13 años con las que compartía clases de danza en diferentes escuelas.

Los denunciantes descubrieron que Argañaraz había intercambiado fotos en ropa interior con su hija y que, incluso, habían pactado una fecha para encontrarse los dos solos.

Los fiscales Marcos Jesús Borghi y Lorena Pecorelli quedaron a cargo de la investigación tras la denuncia, en la que también intervinieron la Ayudantía Fiscal de Delitos Conexos a la Trata de Personas, Pornografía Infantil y Grooming de la Mantanza y la División Trata de Personas y Operaciones Complejas de la Policía bonaerense.

Con el avance de la causa, la primera certeza fue que la nena de 13 años no había sido la única víctima de Argañaraz.

Por el contrario, se trataba de un depredador serial que se ganaba la confianza de las menores no solo compartiendo bailes constantemente en sus redes para crear empatía con ellas sino que desde distintas cuentas también les expresaba su admiración y fanatismo con insistentes mensajes.

El acosador había quedado expuesto y así, con todos los elementos probatorios en su poder, el juez de Garantías N°3 de La Matanza Norberto Ochipinti ordenó la detención inmediata de Argañaraz y un allanamiento en su domicilio, donde incautaron cuatro celulares, dos notebooks, una CPU, un pendrive, una tablet y cuadernos en los que guardaba anotaciones y dibujos que las víctimas le dedicaban.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *