El año que Atenas fue a buscar a un “pequeño” Scola y el apodo que lo emparenta con Artime

Luis Scola, el capitán que dejará su enorme carrera en la selección argentina de básquetbol tras los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, se hizo grande de chico. Por su altura, y más, por su talento, llamó la atención desde que era chico.

Siendo “pequeño” pese a sus casi dos metros, Atenas se interesó en Scola cuando apenas tenía 12 años. “Cuándo tenía 12 años, me lo quisieron llevar a Córdoba. ¡Ni loca!”, cuenta su mamá Alicia en el libro Luis Scola El abanderado, escrito por el periodista Mauricio Codocea.

Córdoba era Atenas.

Todavía el actual símbolo del básquet argentino estaba en el club Ciudad, donde había comenzado a practicar el deporte, el mismo que su padre Mario. En el país se empezó a conocer el nombre de Scola y sus condiciones y muchos clubes se acercaron a la familia para ficharlo. En 1993, es decir con 13 años, finalmente Scola llegó a Ferro.

Atenas siempre fue un adelantado en la Liga Nacional en el reclutamiento de jóvenes talentos. También se interesó en su momento por Andrés Nocioni y por Carlos Delfino, dos campeones olímpicos como Scola. Intentó, además, contratar a Manu Ginóbili, pero cuando ya era más grande.

En barrio General Bustos vieron a Scola en los clásicos torneos “24 horas de básquet”.

Luis Scola, otra vez en el Cerutti, pero con la camiseta del Baskonia, el club en el que creció en Europa, enfrentando a Andrés Pelussi y Marcelo Milanesio. (La Voz / Archivo)

Nacido el 30 de abril de 1980, Luis Alberto Scola debutó en la Liga Nacional el 2 de febrero de 1996 con la camiseta de Ferro enfrentando a Deportivo Roca de Río Negro. Fue en el clásico estadio Héctor Etchart, de Caballito con derrota por 100-113.

El “Luifa”

Aún antes de llegar a la NBA, cuando Scola compartió equipo con Pablo Prigioni en el Baskonia de España y en la selección nacional, el cordobés nombraba a su “compadre” como “Luifa”. Fue el base de Río Tercero que popularizó el apodo de Scola. Siempre que hablaba del pivote de la selección, era “Luifa”.

De donde viene el “Luifa” en Scola que se llama Luis Alberto. De la época de las divisiones formativas de Ferro. “Porque siempre picaba primero en los contraataques y buscaba el gol”, cuenta el libre editado por Basquet Plus.

Claro, a los compañeros del joven Scola le recordaba a Luis Fabián Artime, actual presidente de Belgrano y que en esos años ya vestía la camiseta celeste, pero que se formó en Ferro, entre 1982 y 1989, antes de llegar a Independiente. El “Luifa” futbolista llegó en 1991 al club de Alberdi, mientras que el “Luifa” basquetbolista arribó en 1993 a Ferro.

Más información

Problemas en la selección femenina por casos de Covid a horas del debut en la AmeriCup

Las ligas de la región, un nuevo y creciente mercado para el básquetbol nacional

Tres cordobeses en la lista de la selección para los Juegos Olímpicos de Tokio

ESPECIAL MUNDO D: HITOS DEL DEPORTE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *