El blanqueo no remonta: cuáles son las razones del escaso interés por este instrumento para invertir en obras de pozo

Blanqueo
El segmento espera que quienes disponen de ahorros no declarados, finalmente los derramen para favorecer lo productivo y la construcción de viviendas

El Régimen de Incentivo a la Construcción Federal Argentina y Acceso a la Vivienda, instrumentado por la AFIP, impulsado a través de la Ley N° 27.613, no logra captar el interés esperado de los que poseen dinero no declarado, a 30 días de ingresar en vigencia.

Hay varias razones que lo justifican, entre ellas, el acotado tiempo que hubo para blanquear dinero a la tasa más baja.

Este sinceramiento fiscal está orientado hacia obras de pozo de todo el país con un grado de avance inferior al 50%, en proyectos inmobiliarios nuevos.

Iván Sasovsky, socio fundador y CEO de Sasovsky & Asociados, señaló a Infobae que “la demora en la reglamentación dejó muy poco margen para aprovechar la alícuota del 5% del impuesto especial que había que abonar para ingresar dinero, que venció el 10 de mayo. Ahora, los que quieran blanquear deberán hacerlo pagando el 10% del monto ingresado. El otro gran motivo que explica la falta de interés está relacionado con la confianza, que es un pilar clave a la hora de que, quienes están fuera del sistema, decidan ingresar”.

Blanqueo
La normativa aplica en los proyectos que tienen un grado de avance inferior al 50%

A principios de semana, se dispuso el acceso para el Registro de Proyectos Inmobiliarios (REPI), pero hubo inconvenientes para la inscripción.

“Si bien la fecha en la que AFIP habilitó el registro para que los desarrolladores ingresen los emprendimientos inmobiliarios era el lunes, recién ayer miércoles se pudieron gestionar dado que la página Web daba errores. Hubo empresas que inscribieron sus proyectos pero no hay personas con confianza para tomar la decisión”, destacó Mali Vázquez, directora institucional de la Cámara Empresaria de Desarrolladores Urbanos (CEDU).

Ayer venció el plazo para sincerar dinero con una alícuota del 10% y comenzó el último tramo de 30 días con una alícuota del 20 % hasta el 9 de julio.

Vázquez, amplió: “es desalentador el resultado del blanqueo hasta el momento, no descarto la posibilidad de que despierte con la aprobación del proyecto que ya ingresó en diputados y contempla la prórroga de las tres alícuotas”.

La ley se promulgó el 12 de marzo, pero demoró más de un mes en ser reglamentada, algo que, para los especialistas del sector, fue contraproducente. Por eso esperan que el Congreso sancione una extensión con las mismas alícuotas. Supuestamente se iba a tratar esta semana, pero otras cuestiones, como la sesión con los representantes de los laboratorios por las vacunas, dilataron la posible prórroga del instrumento.

Otros blanqueos y cuestiones tributarias

Un sinceramiento anterior, como los Cedines de 2012, captó USD 2.300 millones.

“Mientras que el blanqueo realizado por Mauricio Macri (reunió USD 116.800 dólares millones) fue uno de los más exitosos de la historia gracias a la inviolabilidad que prometían de los datos de los blanqueadores. Además, en aquel momento, se ajustó a la baja las alícuotas de Bienes Personales para incentivar aún más a los que tenían dinero fuera del sistema. Este Gobierno, por el contrario, no sólo mantiene un mínimo en ese impuesto que está totalmente desactualizado, sino que hasta creó un impuesto a la riqueza que alcanzó a aquellos que en su momento habían participado”, especificó Sasovsky.

Blanqueo
AZUR, desarrollo que llegará a Palermo, y que califica para obtener fondos derivados del blanqueo

La Resolución General 4976/2021 que reglamentó el blanqueo buscó que las personas humanas, las sucesiones indivisas y las sociedades formadas en el país (independientemente de su tipo societario), declararan de forma voluntaria ante la AFIP las tenencias en moneda nacional y/o extranjera para la realización de inversiones en construcción.

“Sin embargo a la fecha los inversores no han sido muy seducidos por esta propuesta, aun contando con algunos de los beneficios fiscales previstos en la ley, argumentando que nadie quiere vender tenencias en moneda extranjera a un tipo de cambio comprador oficial; aun así cuando se les permita utilizar las figuras de los Fondos Común de Inversión y los Fideicomisos Inmobiliarios”, destacó Yanina Beade, titular del estudio contable homónimo.

Hasta el momento, se estima que sólo se registraron 1.100 cuentas de quienes quieren declarar su dinero.

Beade, explicó que no hubo muchas cuentas abiertas, como consecuencia de la compleja maniobra al momento de realizar el blanqueo, pues no era simplemente el depósito de las tenencias y el impuesto especial y finalizaba la operación.

“De concretarse la prórroga, los legisladores podrían proponer una revisión del proyecto, con plazos más amplios y mejores beneficios; por mencionar uno, la reducción de cargas patronales al gremio de la construcción, por ser uno de los que más cantidad de personas emplea y que más se vio afectado durante el 2020”, manifestó.

Desde el sector

Aunque esperan que esta herramienta permita que quienes disponen de ahorros no declarados sean volcados finalmente en el segmento, algunos protagonistas esgrimen que falta el clima de negocios necesario que invite a blanquear.

Marcelo Di Mitrio, de la Di Mitrio Inmobiliaria, comentó a Infobae que “faltan confianza en el futuro y coherencia en materia de política tributaria. No hemos recibido muchas consultas de interesados hasta el momento”.

Entre los proyectos que aplican a la ley, se encuentra el desarrollo AZUR, del Grupo Oslo, un edificio que llegará a Palermo. El proyecto está pensado justamente para la post pandemia, con unidades de uso mixto, oficinas con foco en el espacio exterior y departamentos focalizados para primera vivienda.

“La ley está muy bien pensada porque, a diferencia del blanqueo de 2017, apunta a lo productivo y a un sector que mueve el motor de la economía, como es la construcción. Con el avance de la campaña de vacunación, en unos meses, la economía en general se va a reactivar y recién vamos a ver el efecto”, aseguró Guido Cabrosi, director de Grupo Oslo.

Los especialistas del segmento también indicaron que la disminución de los precios terminará alentando a invertir en el Real Estate.

“Cuando salió la ley, recibimos muchas consultas de potenciales compradores de varios proyectos que tenemos a la venta, especialmente de unidades chicas en zonas ABC1 apuntadas a inversión. Pero ante las restricciones por el coronavirus, todo se vio un poco postergado”, concluyó Cabrosi.

SEGUIR LEYENDO:

Caballito, de moda: en la zona de Parque Rivadavia hay 200.000 m2 en construcción y se destacan desarrollos con balcones amplios y amenities

Monotributo: qué pasa con los que ya pagaron la deuda retroactiva y cómo pueden recuperar el dinero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *