Fer Vázquez habló por primera vez desde su grave accidente automovilístico

El músico Fernando Vázquez se recupera en Estados Unidos luego del grave accidente que tuvo hace un mes en la ciudad de Miami y compartió su experiencia este viernes en Los ángeles de la mañana.

“Soy un bendecido en verdad, no me puedo quejar”, dijo de entrada el artista uruguayo en diálogo con Ángel de Brito. “La sacaste barata, digamos”, acotó el conductor.

“Vengo superbién, día a día estoy mejorando”, destacó el responsable detrás del surgimiento de la llamada “cumbia pop”, que en 2015 saltó a la fama de la mano de Rombai y Marama, dos proyectos apuntalados desde sus composiciones.

“Ya pasé la peor mitad, en un mes, un mes y medio más me sacan esto (por su cuello ortopédico) y ya empiezo con fisioterapia sin ningún ayuda en mi cuerpo. Me siento feliz de ya haber pasado todo lo difícil, todo aquel dolor que pasé y todas esas emociones que me tocaron vivir”, comentó Vázquez.

“Había salido con unos amigos. Lo último que me acuerdo es estar saliendo de dónde estábamos, subirme al auto. Yo iba atrás, no iba manejando. Por lo que me cuentan mis amigos un auto nos intercepta y pasa en rojo como muy rápido, nos choca y nos vamos contra una columna”, relató el músico.

“Yo iba atrás y la columna da de mi lado. Gracias a dios era un Jeep y tenía como un fierro y ese fierro fue el que aguantó la columna, sino yo creo que me mataba”, precisó el cantante. “Esa columna iba para mí”, añadió casi inmediatamente.

Luego, Vázquez repasó las lesiones sufridas en el accidente: se quebró siete vértebras, el hombro, tres costillas y un dedo de la mano izquierda; además tuvo dos grandes cortes en un brazo y en la cabeza. “Podrían haber pasado tantas cosas que en verdad siento que fue una desgracia con gracia, como se suele decir”, acotó.

Además, agregó que, a excepción de una amiga que tuvo lesiones similares, ninguno de sus acompañantes sufrió heridas.

“No entendía muy bien. Estaba preocupado por mis amigos y también estaba preocupado por si iba a volver a caminar, en verdad no estaba pudiendo reaccionar. Sentía las piernas pero no me podía mover”, contó el músico.

Recuperación

“Le pregunté a una médica si iba a volver a caminar, estuvo haciéndome unos análisis y te juro que fueron los cinco minutos más largos de mi vida. Cuando me dijo que sí, ese fue el momento en que lloré más. Estuve 11 días en el hospital y fue el único momento en el que realmente lloré, lloré largo, y no fue de dolor, fue como de ‘guau, qué bendición en verdad, no pasa nada, son unos meses de recuperación’”, recordó Vázquez.

Al momento de ser hospitalizado, se descubrió también que el uruguayo se había contagiado de Covid-19 aunque tenía puestas las dos dosis de la vacuna. Según el testimonio del artista, no tuvo ningún síntoma y solo pasó un poco de angustia por estar aislado en una situación en la que el contacto con los médicos era vital.

Por otro lado, el compositor cumplió sus 27 años mientras estuvo internado, lejos de su familia. Aunque vive hace tiempo en Miami, el uruguayo aseguró que no quiso preocupar en exceso a sus allegados. “No quise que vinieran a verme ni nada de eso, me siento más tranquilo con ellos estando allá y tampoco me gusta que me vean así. Un mes más y ya me voy a poder mejor”, aseguró.

Finalmente, Vázquez agregó que intentó hacer música luego de que salió del hospital pero todavía no tiene las fuerzas para sentarse frente a la computadora durante mucho tiempo. No obstante, Rombai tenía previsto sacar un nuevo álbum en el momento en el que el uruguayo estaba internado y los planes originales se mantuvieron.

“El nombre ya estaba pactado desde el año pasado”, dijo después sobre Positivo, un título que cobró otro sentido luego del accidente. “Otra coincidencia loca es que me había tatuado el nombre del álbum en la mano izquierda un par de días antes del accidente. En el hospital, lo único que me podía ver era esa mano”, completó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *