Para hacer crema de limón en menos de 10 minutos, usa el microondas

Lemon curd in New York on June 2, 2021. Lemon-lovers, beware: You may not be able to stop making this super simple dessert. Food Stylist: Monica Pierini. (Linda Xiao/The New York Times)
Lemon curd in New York on June 2, 2021. Lemon-lovers, beware: You may not be able to stop making this super simple dessert. Food Stylist: Monica Pierini. (Linda Xiao/The New York Times) (LINDA XIAO/)

Especial para Infobae de The New York Times.

Las recetas de crema de limón para microondas existen desde la década de 1980, pero tuve que ver una publicación de Instagram en 2021 para animarme a probarla.

En realidad, fueron muchas publicaciones, la mayoría del chef David Chang. Es un entusiasta del microondas, y no hizo crema, pero sí presentó otros platillos (como kimchi jjigae, puré de papa y chawanmushi) que uno no pensaría que se pueden preparar en microondas.

“Piensa que tu microondas es una vaporera de bajo consumo”, escribió Chang respecto a la cocción del arroz.

De las más de 1,7 millones de veces que he usado el microondas, jamás lo imaginé como una vaporera. Para mí, era una forma cómoda de recalentar las sobras de comida, derretir el chocolate y calentar perros calientes directo del congelador, la comida de emergencia de toda la vida para mi hija.

Si podía hacer un glorioso chawanmushi, ¿de qué más era capaz?

Como me encanta el limón, encontré la respuesta unas semanas más tarde, en una publicación de Gail Dosik, extraordinaria creadora de galletas: crema de limón, batida en 6 minutos y medio.

Esto fue perfectamente lógico, ya que aprovecha la fuerza del microondas como lo que la escritora de The New Yorker Helen Rosner describió tan sagazmente como “un baño maría con fuerza bruta”.

Las recetas de crema de limón más infalibles exigen la cocción de los ingredientes al baño maría para que puedan espesar con suavidad, sin cuajar. El microondas logra esto con mayor rapidez, y no es necesario estar de pie frente a la estufa, removiendo constantemente.

Hay decenas de recetas similares circulando en internet (incluida la de King Arthur Baking Company que usó Dosik), y esta reúne elementos de las mejores. Es ligera y sedosa, ácida y con sabor a limón, y tiene justo el dulzor suficiente.

El método no podía ser más sencillo: solo hay que batir los ingredientes en la licuadora, verterlos en un tazón y calentarlos en el microondas de 5 a 7 minutos, batiendo cada minuto más o menos. El uso de la licuadora suele eliminar la necesidad de colar al final, pero puedes omitir este paso y batir todo junto en un tazón antes de cocer.

Asegúrate de vigilar la crema de cerca. Si observas puntos calientes (donde la crema se está hirviendo con rapidez), reduce la potencia del microondas para que la crema se cueza más lentamente. Los microondas varían y algunos tienen más potencia que otros.

Una vez que domines la técnica, puedes sustituir otros cítricos, cambiar el limón verde por la toronja o el limón amarillo, y aromatizar con hojas de lima kafir o Campari.

Sin importar cuál sea su sabor, la crema se conservará en el refrigerador durante al menos cinco días, si no te la terminas antes, pero incluso si te la acabas, hacer otra tanda te tomará solo 6 minutos y medio.

La crema de limón más sencilla

Rinde: 2 tazas

Tiempo total de preparación: 15 minutos, más el enfriamiento y al menos 3 horas de refrigeración

1/2 taza/113 gramos de mantequilla sin sal (1 barra)

2 cucharaditas de ralladura fina de limón amarillo

1 taza de jugo de limón recién exprimido (de 4 a 6 limones)

3/4 de taza a 1 taza de azúcar

3 huevos grandes

1 yema de huevo

Una pizca de sal

1. Pon la mantequilla en un tazón de cristal grande (al menos 6 tazas) apto para microondas o en un vaso medidor. Configura el microondas al 50 por ciento de potencia y derrite la mantequilla, entre 1 minuto y 1 minuto y medio.

2. Vierte la mantequilla en una licuadora y añade la ralladura de limón, el jugo, el azúcar, los huevos, la yema de huevo y la sal. Licúa hasta que quede una mezcla homogénea. Vierte la mezcla en el mismo tazón de cristal en el que derretiste la mantequilla. (No es necesario lavarlo).

3. Calienta la mezcla de la crema en el microondas, a máxima potencia, en intervalos de 1 minuto durante 5 minutos. Bate con fuerza entre los intervalos, en especial en los bordes del tazón. Debería empezar a espesar. (Si parece que empieza a espesar antes de los 5 minutos, detente y continúa con el siguiente paso; los microondas pueden variar).

4. Reduce la potencia al 70 por ciento y continúa usando el microondas durante 1 o 2 minutos más, batiendo cada 30 segundos, hasta que la crema se espese lo suficiente como para cubrir una cuchara, y tenga un aspecto ligeramente abultado y esponjoso. (Seguirá espesando a medida que se enfríe). Un termómetro de lectura instantánea debe registrar 82 grados Celsius.

5. Bate bien e inspecciona la crema. Si crees que hay algún trozo de huevo grumoso, pasa la crema por un colador de tejido fino a un tazón limpio. O, si parece que está lisa, puedes dejarla en el tazón que estás utilizando. Crea un sello hermético en la superficie con un trozo de plástico para envolver y deja que la crema se enfríe a temperatura ambiente. Refrigera al menos 3 horas.

Consejos:

Crema de toronja-campari: reduce el jugo de limón a 2/3 de taza, la ralladura de limón a 1 cucharadita y el azúcar a 3/4 de taza. Añade 3 cucharadas de jugo de toronja recién exprimido y de Campari, y 1 cucharadita de ralladura de toronja.

Crema de lima kafir: sustituye el jugo y la ralladura de limón verde por jugo y ralladura de limón amarillo. Una vez que licuaste los ingredientes en el paso 2, añade 1/3 de taza de hojas de lima kafir finamente cortadas al tazón de cristal, junto con la mezcla batida. (No licúes las hojas de lima kafir) Cuela las hojas en el paso 5.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *