Punta del Este: Susana Giménez tiene coronavirus

Susana Giménez y su hija Mercedes Sarrabayrouse, dieron positivo al test de coronavirus, según informó Ángel de Brito en Twitter.

El conductor de Los ángeles de la mañana confirmó la noticia en su cuenta de Twitter: “Susana Giménez tuvo síntomas el día que se vacunó, se hisopó y le dio positivo”.

Si bien primero no se sabía si Mercedes también portaba la enfermedad, minutos después De Brito confirmó que ambas dieron positivo.

Tanto madre como hija están vacunadas con ambas dosis de la vacuna Pfizer contra el Covid-19. Fueron inoculadas en Uruguay con la primera dosis en abril y la segunda dosis le llegó hace muy poco. Según aseguran en La Nación, “ese mismo día comenzó con los síntomas compatibles con el coronavirus” y luego de eso se hizo el test.

Susana Giménez tiene coronavirus y la noticia la dio Ángel de Brito (Captura de pantalla).

Susana Giménez y Mercedes se encuentran instaladas solas en Punta del Este, en la casa que la diva bautizó como “La Mary”, en honor a la película que la hizo popular en el año en 1974.

Meses atrás, preocupada y ofuscada por la situación sanitaria y económica de Argentina, la diva de los teléfonos se fue a Uruguay dejando varias frases picantes para la polémica.

Una de las declaraciones que más resonó fue: “Pienso que si esto tiene algún arreglo, volvería. Pero no quiero ‘Argenzuela’. No voy a volver en ‘Argenzuela’. Trabajé mucho en Venezuela y se me caen las lágrimas… La gente esta deprimida, no hay laburo y el trabajo es lo principal. No se puede vivir de un bono, de mendigar. No es así. Se perdió la cultura del trabajo”.

Luego de sus polémicas declaraciones contra las autoridades del país, quien salió al cruce de manera indirecta fue la propia Graciela Alfano.

Al momento de vacunarse, Alfano le tiró un palito a su par quien todavía no había llegado a inocularse en Uruguay: “Me vacuné en mi país. Rápido, indoloro y seguro. Felicitaciones al personal de salud por su eficiencia y amabilidad. Vacunate, un paso más cerca”. Dos días después, Giménez hacía lo propio del otro lado del Río de la Plata.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *