Un sector del PRO se desmarcar de la estrategia oficial y critica a Schiaretti

Un sector del PRO Córdoba, el que encabeza Sebastián García Díaz, se diferenció de la estrategia oficial del partido y elaboró un duro documento en el que critica severamente al Gobierno de Juan Schiaretti, acusándolo de mantener una connivencia con el Poder Judicial, relación que deriva en la impunidad de los casos de corrupción; y al mismo tiempo cuestiona la política de seguridad que, permitió “la irrupción y el dominio” de las redes de narcotráfico.

El paper, que tiene más de 100 páginas y lleva el nombre “Qué tiene que cambiar en Córdoba”, choca de frente con la estrategia de Gustavo Santos, el candidato bendecido por Mauricio Macri, quien entiende que al compartir electorado con el peronismo de Schiaretti, no debe cuestionarse a fondos las políticas provinciales. El propio Macri, en su paso reciente por Córdoba, siguió ese libreto al elogiar la gestión del actual gobernador.

“El documento tiene una visión crítica del peronismo y su fin de ciclo”, dijo García Díaz al resumir el contenido del documento de trabajo. Uno de los párrafos asegura que “la Justicia se ha acostumbrado a no incomodar al Ejecutivo, mucho menos con alguna causa que tenga que ver con corrupción o el narcotráfico. Todos los casos de corrupción nacional han tenido un ‘capítulo Córdoba’, como Odebrecht, Electroingeniería, Ricardo Jaime; pero aquí cunde la impunidad”.

En otro párrafo se lee: “El clientelismo, que se ha profundizado a lo largo de los años en Córdoba, ha dañado de manera muy profunda la relación entre la gente y la política, entre el ciudadano y el Estado. Esos punteros del peronismo que tienen vinculación con barrabravas y con narcotraficantes que usufructúan en la intermediación entre el lejano Estado y la gente, tienen que ser eliminados”.

Otro, también explosivo: “En Córdoba, también hay ‘amigos del poder’ que se enriquecieron en forma ilegal, con el dinero de todos. No los hemos filmado contando los millones, como en el caso de Lázaro Báez, simplemente porque parece que nadie tiene muchas ganas de que eso ocurra”.

La grieta amarilla

El documento fue presentado días atrás, en un Zoom al que había comprometido su asistencia virtual Patricia Bullrich, quien a “último momento” se bajó del evento y fue reemplazada por la exembajadora ante la OEA Paula Bertol, quien aseguró que Bullrich había sido convocada por el expresidente Mauricio Macri. “Si Pato no está acá es porque realmente la llamó el expresidente. Estoy segura que ella alentó este trabajo, como nos alienta a todos”, dijo Bertol.

Al hacer su exposición en el Zoom, García Díaz bajó un cambio respecto del documento escrito: “Aquí en Córdoba tenemos que disfrutar que no hay una grieta, hay una un marco democrático, podemos ir por los matices; no tenemos que tirar todo por la borda, pero como dijo Macri llegó el momento de la alternancia”.

Lo cierto es que en paralelo a la baja de Bullrich, tampoco participaron del Zoom Gustavo Santos, Soher El Sukaria, Laura Rodríguez Machado y Javier Pretto, presidente del PRO.

Desde PRO Gente entienden que la apuesta interna debe ser la construcción de un eje que lideren Héctor “la Coneja” Baldassi, corrido del PRO orgánico, y el propio García Díaz, para confrontar con el que encabezan Santos y El Sukaria.

En ese contexto, García Díaz se diferenció abiertamente de Santos y criticó a la Policía de Córdoba. Días atrás, el exministro de Turismo había dicho que la Policía y la Justicia provincial “son mejores” en comparación con otras del país.

Salió a cruzarlo por Twitter Soledad Laciar, la mamá de Blas Correas, el adolescente ultimado en un control policial a pocos metros de Nueva Córdoba y cuyo crimen intentó ser encubierto por otros policías: “Comentario más que desafortunado, señor. Acá le paso algunos nombres, además del de mi hijo Blas, para que vea lo lindo de la Policía de Córdoba”, escribió y puso un listado de nueve víctimas por presuntos excesos policiales. En ese marco, García Díaz mencionó durante el Zoom el fusilamiento de Blas y reclamó “un cambio muy a fondo a nivel de seguridad”.

García Díaz fundó Primero la Gente en 2003, uno de los partidos paridos tras la crisis de 2001. En el primer mandato de Schiaretti, fue secretario de Prevención contra el Narcotráfico. Desde ese cargo, publicó un duro informe y habló de la “favelización” de las villas de Córdoba, por lo que Carlos Caserio, por entonces ministro de Gobierno, lo echó. En 2013 se alejó de la política hasta que en marzo del año pasado fue invitado por Bullrich a integrarse al PRO, por lo que conformó la agrupación interna PRO Gente. Ahora aspira a competir por la Intendencia en 2023.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *